Noticias

Burn baby, burn

Hoy volvemos a tener un artículo sobre Warhammer Underworlds y esta vez quiero hablar sobre una estrategia que llevo probando un tiempo, que no es otra que la de eliminar los objetivos del tablero.

Este artículo fue escrito el 20 de Agosto del 2021, ya con toda la temporada de Direchasm publicada.

Saludos a todos los merodeadores de la Ciudad Espejada y sus Jardines.

Aquí estamos de nuevo hablando de nuestro juego de moñecos favorito, el Warhammer Underworlds. Hoy quería hablar de algo un poco diferente, una estrategia que, sin ser puntera, a mi me parece muy interesante y que puede dar buenos resultados, la de eliminar todos los objetivos del tablero.

Ya desde el principio del juego había cartas que nos permitían eliminar objetivos del terreno de juego pero la verdad es que no tenían otro sentido que hacer más difícil la posibilidad de ocupar objetivos por parte del contrario. No fue hasta mediados de la segunda temporada que recibimos Tierra Quemada y ya podíamos aprovechar mejor estas cartas, aunque seguía siendo algo bastante marginal y que apenas se usaba.

En realidad no fue hasta la tercera temporada y particularmente hasta la aparición de la banda de Hrothgorn que esta estrategia vio un poco de luz gracias a sus cartas específicas.

Contigo empezó todo…

Además, justo cuando se acababa la temporada y con la última de las bandas publicadas, aparecieron dos nuevas cartas, una que parecía un regalo para nuestro amigo ogro y otra que todos calificamos de enorme frikada pero con la que muchos fantasearon sobre montar un mazo a su alrededor.

Sin embargo entramos en Direchasm y la cosa cambió radicalmente. Empezaron a aparecer muchas cartas que interactuaban con los marcadores de Rasgo, algunas mejores, otras peores, pero ya de pronto la estrategia de eliminar todos los objetivos de la mesa no parecía tan inviable. La gente empezó a probarla y lo hizo con la elección más evidente, el ogro cazador.

Cuando vi esta estrategia la verdad es que me llamó mucho la atención y enseguida empecé a darle vueltas de como podía explotarla pero la idea de jugar con el bueno de Hrothgorn no acababa de convencerme. Tenía que haber una opción mejor y me devané los sesos buscándola hasta que publicaron la banda de lagartijas. Estos pequeños seres de sangre fría si que me permitían jugar con este plan a plena potencia. Es cierto que no tenían cartas propias para quitar objetivos pero con las genéricas había de sobra. También tenían su propio objetivo inmediato de esta temática y lo que perdían en resistencia lo ganaban en movilidad y esquiva (bendita reacción de los eslizones). Pero sobre todo la banda era mucho mejor gracias a su jefe y su tremenda habilidad.

La diferencia está en los detalles

Gracias a su habilidad tenía asegurado dar la vuelta a 2 o 3 objetivos cuidándolo minimamente. Además esto hacía que la inversión en cartas de eliminar/voltear objetivos fuera mucho menor. Tras unas cuantas pruebas contra la pared la lista que empecé a jugar era esta.

Como podemos ver el mazo de Gloria está totalmente centrados en quitar objetivos junto con algunos muy fáciles de conseguir para esta banda. Puede parecer que Botín Anhelado y Posición Dominante son contraproducentes con nuestra misión de eliminar objetivos pero nada más lejos de la realidad. Cuando sólo quedan uno o dos sobre la mesa son tremendamente fáciles de puntuar. Y como bonus extra, si consigues anotar Alimentad Tumba de Bestia en segundo turno (algo bastante posible) puedes usar la habilidad de tu lider para volver un objetivo boca arriba y hacer que cualquiera de estas dos cartas sea un regalo.

En los Gambitos hay una configuración bastante estándar, con muchas cartas de quitar objetivos y de movimiento. Tanto el Botín como los Espíritus están para sacar provecho de las dos teleportaciones que juega la lista. Y en las mejoras hay algo de punch para poder pegar si fuera necesario y, sobre todo, la Corona, el mejor robacartas del juego, que me permite acabar siempre por robar el mazo completo y que nunca me quede a falta de una carta para poder girar el objetivo que me falta. Si la tienes de mano al principio de partida prácticamente tienes asegurada la victoria.

La otra carta interesante de las mejoras es Trampas Letales, que de primeras pasó desapercibida para mi. Sin embargo, con tanto empujón y teleportación, permite dar la vuelta a objetivos de otra manera muy complicados de conseguir.

Así de poderoso me sentía con esta lista.

La verdad es que esta lista funcionaba como un tiro y ganaba casi todas las partidas de manera holgada hasta que llegó por sorpresa la nueva lista de Prohibidas y Restringidas. Con 9 restringidas la lista quedaba injugable así que tocaba pensar en como modificarla para que pudiera seguir siendo viable. Y con esto llegue hasta esta versión.

Los objetivos siguen bastante similares, solo quitando los 2 que estaban restringidos por otros que también me parecían bastante asequibles. En los Gambitos cambiamos el robacartas a uno no restringido y las dos cartas de mover objetivos se cambiaron por Paso Lateral y Grandes Temblores, que aunque solo tenía un 50% de posibilidades de exito me permitía eliminar cualquier objetivo del tablero, sin importar distancia ni si estaba ocupado. También hubo un cambio en las cartas de quitar objetivos. No Dejes Nada al Azar no combinaba muy bien con algunos de mis objetivos asi que dejó paso a Hambre Aguda. Esta la pensé como carta sorpresiva, suicidando un eslizón en un Letal para así poder girar el objetivo que quisiera. Esto, que sobre el papel suena muy bonito, no tardó en hacerse notar que no funcionaba o al menos no con la regularidad que yo quería.

Algún amigo me sugirió incluir Tierra Viviente pero la verdad es que a mi no me acaba de convencer. Solo me vale la primera parte de la carta y si no me lo robo pronto corro el riesgo de tenerla en mano cuando ya ese marcador ha sido girado, convirtiéndola en carta muerta. Para mi gusto es demasiado impredecible así que apenas la he jugado.

Curiosamente en las mejoras es donde menos cambios hay a pesar de ser donde más restringidas había. Basicámente el cambio fue el Talismán por Defensor Dominante, que me daba mucha más defensa para mi lider (siempre intentaba que estuviera en un objetivo) y, con suerte, alguna vez me daría la Primacía. Corredor Orgulloso me parece un pasote en esta banda donde prácticamente todos pueden puntuar con ella y la combinación de reliquias de la muerte era demasiado poderosa como para prescindir de ella. Podría haber quitado el Guantelete de Mando para meter el de Geomante pero el lider ya viene con uno mejor y no lo veía necesario.

Adaptarse o morir.

Esta lista también estaba funcionando muy bien. Evidentemente era peor que la otra pero aún así era capaz de hacer 20 puntos de gloria de manera consistente. Sin embargo yo le veía un par de pegas. Dejando aparte la cuestionable elección de Gambitos para girar objetivos, esta lista, como todas las que son de bandas de muchas miniaturas, sufría mucho por las bajas y la Primacía. Y a esto había que sumar que el lider es bastante débil y si nos lo mataban prematuramente podíamos sufrir bastante, por lo que decidí que tenía que buscar un nuevo enfoque a la estrategia.

Al volver a mirar las cartas que quitaban objetivos encontré 2 hechizos particularmente buenos. Invertir Terreno permitía dar la vuelta a cualquier objetivo a una increible distancia de 5 casillas. Y las Maquinaciones de Mazzig básicamente me dejaban voltear cualquier objetivo lejano o hasta ¡¡4 objetivos!! cercanos a mi. Vale, siendo realistas 4 objetivos es prácticamente imposible, pero si empezamos colocando nosotros los objetivos no es difícil ponerse 3 a tiro. Y ambos tienen un 75% de posibilidades de ser exitosos con un mago de nivel 2. Definitivamente tenía que probarlo.

Los vampiros quedaron descartados de primeras porque necesitaba magos de nivel 2. La siguiente opción fueron los evocators, los magos por excelencia del juego. Si bien es cierto que tienen muchos objetivos muy fáciles de puntuar el que sean solo 3 minis me echaba mucho para atrás. Quería algo más de número asi que mi siguiente opción fue Khagra (de Nurgle ni hablamos, porque sus cartas específicas son bazofia) pero igualmente los desheché porque su mago sólo tiene 3 vidas y eso lo hacia vulnerable. Todo esto limitaba mis opciones muchísimo hasta que encontré la respuesta a mis plegarias, Hedkrakka. Tenía un mago de 4 heridas y con buena defensa unido a 3 chicos de 4 heridas y con un potencial considerable de ataque. Y con eso en mente acabé sacando esta lista.

I jav da powaaaa!!!!

Para empezar en los objetivos se puede ver que he prescindido de prácticamente todos los que tienen que ver con eliminar objetivos, dejando solo Botín y Alimentad, que serán nuestra principal fuente de gloria. El resto de objetivos siguen la temática de esta banda, es decir, ir y matar todo lo que pillemos por delante. Por suerte tenemos muchos tremendamente fáciles de hacer, lo que permitirá que nuestra cuenta de gloria avance sin problemas.

En los Gambitos tenemos los 2 hechizos que mencionamos antes junto con cartas típicas para avanzar o para aprovechar a tope la Primacía. El 99% de las veces usaremos la Primitiva Brutalidad para conseguir la Primacía y así inspirar a alguien que pueda ir y pegar más duro y más lejos. Varias veces he encontrado que el Peligro Inesperado es innecesario en la lista porque con las Maquinaciones podemos quitarnos todos o casi todos los objetivos de nuestro campo pero cuando este hechizo nos falla nos vendrá muy bien.

Por último en las mejoras sigo manteniendo la Corona porque en esta lista si que no podemos permitirnos no robar las cartas de eliminar objetivos. Aquí la tenemos puramente por robar, pues al no tener otra Reliquia nunca tendremos su otro beneficio. También he incluido el Guantelete del Geomante pues ya no tenemos la habilidad del amigo Kixi-Taka y no queremos quedarnos cortos a la hora de quitar objetivos. El resto ya son cartas para mejorar nuestra pegada y poder hacer daño a nuestro enemigo.

Loz orkoz uzamos planez aztutoz.

Con todo esto nos queda una lista bastante interesante, capaz de pegar muy fuerte pero también de dar una sorpresa muy grande cuando de pronto te sacas 5 puntos de la manga que nadie se espera. Para ser una lista agresiva juega unos impresionantes 20 puntos de gloria más los que puede conseguir gracias a sus habilidades para conseguir la Primacía. Esto hace que el tener que descartar algún objetivo no nos duela tanto y que incluso sin cumplir el plan de eliminar todos los marcadores de Rasgo podamos ganar la partida.

Por otro lado no es una lista fácil de usar. Si ya de por si esta banda exige controlar muy bien la Primacía para ver donde gastarla y ver cuando puedes volverla a ganar, a eso le vamos a sumar un plan un poco extraño de voltear marcadores de Rasgo. En más de una ocasión tengas que elegir entre ganar la Primacía o puntuar un Auge y no siempre es fácil hacer la elección correcta. De todas maneras para mi está siendo una banda muy divertida de usar y que recomiendo probar para todo aquel que quiera un desafío en su manera de jugar.

Y hasta aquí hemos llegado. Espero que este artículo un poco diferente os haya sido de utilidad a todos y que con él os abraís a nuevas maneras de manejar listas y de sorpredenr a vuestros oponentes. Como siempre esperamos vuestros comentarios y críticas, tanto aquí como en nuestras redes sociales. Hasta entonces seguid explorando las ruinas de Shadespire, sus catacumbas y sus jardines.

Por Alvaro, el tendero maligno