Road to the Nationals VI. Objetivos, matemáticas y otras tontunas

War Lotus Vie, 12/07/2019 - 21:26

Saludos a todos los merodeadores de la Ciudad Espejada.

Bueno, con este ya tenemos media docena de articulos, esto empieza a crecer. Por si alguien se ha perdido los anteriores aquí os dejo los enlaces a ellos:

Road to the Nationals I. Eligiendo banda

Road to the Nationals II. Primeras impresiones sobre Mollog

Road to the Nationals III. Analizando las cartas de Poder Desatado

Road to the Nationals IV. Probando Mollog con las nuevas cartas (o no)

Road to the Nationals V. Seguimos con el troll

Esta semana por desgracia no he podido echar ni una partida de Warhammer Underworlds. Toda mi familia se ha puesto enferma (yo incluido) y, como comprendereis, cuando estás de la cama al servicio, del servicio a la cama, lo último que te apetece es ponerte a jugar con muñequitos. Sin embargo eso no hace que no haya estado dándole vueltas al juego así que hoy os traigo un artículo un poco distinto, en el que hablaremos de las cartas de objetivo y cuales merecen la pena y cuales no.

Habitualmente los objetivos se clasifican en 3 categorías, los puntua inmediatamente, los puntua al final de fase y los puntua al final de la tercera fase. No voy a escribir sobre esto porque es muy conocido y porque he encontrado un artículo en la red que me parece que hace un análisis bastante bueno. Para los que no dominen el inglés se puede resumir en que, haciendo un poco de uso del cálculo estadístico, su autor aconseja llevar un solo objetivo de tercer turno, entre 5 y 7 de puntua inmediatamente (según si somos más o menos agresivos) y que el total de gloria de tus objetivos sume 18. Me parece que casi todo lo que dice esta muy bien pensado así que os recomiendo encarecidamente que lo leais.
 


Ahora recomendamos lecturas, como los blogs más intelectuales.

Sin embargo yo voy a hacer un enfoque algo diferente. En este caso yo voy a hablar de dos tipos de objetivos, los que dependen de ti y los que dependen de tu adversario y a su vez los dividiré en otros dos tipos, los que dependen del azar y los que no. Ejemplos de objetivos que dependen de ti son Asalto Masivo o Supremacía mientras que objetivos que dependen del contrario son casos como Inmolación o Desdén por el Conocimiento. Es cierto que podemos argumentar que no hay ningún objetivo que sea totalmente dependiente de solo uno de los dos jugadores, pero la idea es que el 90% o más del objetivo si que lo sea. Si nuestro rival no nos ataca es imposible puntuar Inmolación, igual que lo seria puntuar el Desdén si el contrario no juega tomos. Igualmente, aunque nuestro rival puede empujarnos, es nuestro cometido colocar a nuestros guerreros para puntuar Supremacía o hacer varios ataques poderosos para puntuar Asalto Masivo. De igual manera podemos decir que Supremacía no depende del azar mientras que Asalto Masivo si, pues para el primero no necesitamos tirar ningun dado mientras que en el otro la suerte puede jugarnos malas pasadas.

Por lo general hemos de evitar objetivos que dependan del contrario a toda costa y la razón es muy sencilla, no tenemos apenas poder de decisión sobre ellos. Puedes haberte montado una tanqueta capaz de resisitir cualquier ataque para poder puntuar objetivos como Defensor Indomable pero luego tu oponente decide no atacarle y acabas con un objetivo muerto de risa en tu mano que no vale para nada. Hay unas pocas excepciones a esto, como puede ser Inmolación en las bandas de muchas miniaturas pero son las menos y siempre habría que pensarselo muy mucho antes de meterlas. Y no te digo nada si además de depender del enemigo dependen del azar (como este), o están totalmente en las manos del contrario (como este otro), de estos dos hay que huir como la peste.
 


Interesante, cuentame más.

El caso de Tiro de Advertencia me parece muy ilustrativo para ver la diferencia entre objetivos que dependen de mi y objetivos que dependen del contrario. Para empezar es evidente que el porcentaje de puntuarlo depende bastante de la defensa y del tipo de ataque que usemos. Si creamos una pequeña tabla comparativa nos sale lo siguiente:

  1 esquiva 1 escudo 2 esquivas 2 escudos 3 esquivas
3 martillos 26% 30% 39% 46% 49%
3 espadas 42% 45% 52% 57% 60%
2 martillos 41% 46% 53% 61% 63%
2 espadas 56% 60% 65% 70% 72%


Como podeis ver las probabilidades son bastante altas en un único ataque y ya no digamos si hacemos varios seguidos. Ahora planteémonos porque este objetivo nos parece muy bueno y sin embargo Escape por los Pelos o Arquitecto del Destino nos parecen tan malas. Tienen unas posibilidades de puntuarse iguales que los dos primeros casos del Tiro de Advertencia pero prácticamente no se usan. ¿Por qué? Pues porque dependemos del contrario para puntuarlo. Para empezar puede que su banda no tenga o apenas use ataques de 3 dados. Y después los ataques se harán cuando nuestro contrincante quiera, no cuando queramos nosotros, por lo que no tenemos control de cuando poder anotarlo. Esto hace que la diferencia entre ellos sea tan grande.
 


El capitan Kirk aprueba esto.

En cuanto a los objetivos en los que tenemos nosotros el poder de decisión hay que fijarse muy bien en cuales elegimos. Siempre hemos de buscar algo que cuadre con nuestra elección de banda y plan (Impredecibles es una buena elección para goblins pero no tanto para Mollog mientras que Demolido es muy facil para nuestro troll y casi imposible para los pequeñajos) pero además hemos de asegurar que sean factibles de puntuar. Y es por eso que nos vamos a fijar ahora en los objetivos que dependen del azar. ¿Cuales merecen la pena y cuales no? Veámoslo con un ejemplo. Hay dos cartas que están muy relacionadas pero una se juega bastante y la otra absolutamente nada. Estoy hablando de Destino Bifurcado y Un Destino. Cualquiera que las lea se dará cuenta que la segunda es bastante más dificil de conseguir pero a cambio nos recompensa con 2 glorias en vez de con una. ¿Por qué una se juega y la otra no? ¿Tan diferente son las probabilidades? Echémosle un vistazo.

No voy a complicaros la cabeza con los cálculos, pero os diré que la posibilidad de que los 3 resultados sean iguales es de 12 entre 216, o sea, de un 5,55% mientras que la posibilidad de que los 3 resultados sean diferentes es de 96 entre 216, o sea, un 44,44%. Todos teníamos claro que una era más fácil de puntuar que la otra pero pocos se habían fijado en que la diferencia era tan grande. Por eso, a pesar de la mayor recompensa, nadie juega Un Destino. La otra, por contra, es muy probable de puntuar y más si tiramos 3 dados habitualmente. Según el número de tiradas de 3 dados que hagamos la posibilidad de puntuar este objetivo es la siguiente:

Numero de tiradas 1 2 3 4 5 6 7
Porcentaje 44.44% 69.14% 82.85% 90.47% 94.71% 97.06% 98.37%


Esto quiere decir que con hacer 4 tiradas de 3 dados en 9 de cada 10 partidas puntuaremos este objetivo. Desde luego me parece un porcentaje más que aceptable como para jugar una carta como esta.
 


¡¡¡Están usando matemáticas para hablar de Shadespire!!!

De igual manera podríamos ver que porcentaje tienen otros objetivos que juegan con la probabilidad:

Numero de tiradas 1 2 3 4 5 6 7
Abrumar (1 dado) 16.67% 30.55% 42.13% 51.77% 59.81% 66.51% 72.09%
Abrumar (2 dados) 30.55% 51.77% 66.51% 76.74% 83.85% 88.78% 92.21%
Torrente Arcano (2 dados) 2.78% 5.48% 8.10% 10.66% 13.14% 15.55% 17.90%
Disparo en la Cabeza (3 dados) 42.12% 66.51% 80.62% 88.78% 93.51% 96.24% 97.82%


Claramente podemos ver porqué Abrumar y Disparo a la Cabeza son tan usadas, su porcentaje de éxito es increiblemente bueno. Por contra a Torrente Arcano no nos queremos acerca ni con un palo porque las posibilidades de puntuarlo son muy escasas.

Asi que, resumiendo, aparte de pensar en si las cartas de objetivo son de puntuar inmediatamente o al final de turno tenemos que pensar también en quien tiene el poder de decisón sobre ellas y que probabilidades de puntuarlas tenemos. Hay que evitar a toda costa cartas que no podemos controlar y las que ofrezcan pocas posibilidades de cumplirlas. Una buena elección de objetivos es clave para poder tener éxito en nuestras partidas.

Bueno, espero no haber sido excesivamente aburrido en este artículo, que es bien diferente a los anteriores. Como siempre las críticas y comentarios son más que bienvenidos, tanto aquí como en nuestra página de Facebook.

Hasta entonces seguid explorando las ruinas de Shadespire y sus catacumbas.

Por Alvaro, el tendero maligno

 

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.